Con la monumental noticia de la liberación (¿fue rescate?) de Ingrid Betancourt, los dos diarios princiaples de Bogotá tumbaron toda su operación online para publicar una página sencilla de texto y videos con toda la información.

En un momento, ambos portales estuvieron inaccesibles. Y sin duda, este despliegue (al igual que el rediseño de eltiempo.com) tienen que ver con el hecho de que El Espectador reanudo tiraje diario y ha lanzado un portal web muy a la altura de la de El Tiempo (mejor?).

Evidentemente, el propósito era mostrar la noticia al tanto fue revelada por la fuerza pública. Pero no se si la estrategia fue la más adecuada; demuestra una mentalidad un poco anticuada el de eliminar el portal solo por subir la noticia a lo más alto de la primera página. En el caso de la web, reemplazaron dicha “primera página” cual lo harian en papel.

El Pais, de España, El New York Times, y Le Monde tuvieron una distribución más adecuada del despliegue de información.

This be the trackback link

Leave a comment