January 3, 2012 – 3:49 pm

¿… y cómo termina?

Como una idea que alguna vez se pronunció como posibilidad. Como un ventarrón que se la lleva bruscamente sin queja ni rencor. Como una desilusión que rompe el alma por ser verdadera. Como abrir los ojos en la mañana y sentir un leve calor antes de la abrumadora zozobra que despierta la conciencia ante la realidad que hoy no es nada más que un día más y que los sueños y las esperanzas se escapan como un globo de helio perdido en el cielo azul.

Y afuera haciendo un frío de menos diez. Así termina.